La actual generación no se sostiene

Play Xbox Nintendo

La 8a generación de consolas está cerca de llegar a su fin. Y aunque nos deja cosas buenas, son quizá más remarcables los problemas que han tenido. Algunos los han podido solventar, pero hay bastantes que no. 

Las reediciones

Una generación con reediciones demuestra que no estaba preparada para el siguiente paso o, por el contrario, aún no quieren pensar en la siguiente generación. En todo caso, las reediciones como la Xbox One X, la PS4 Pro o la Nintendo Switch Lite son mutaciones forzadas de esta generación. No se puede optimizar el hardware o reescalar a calidad 4K UHD una consola y por no cambiar más hardware, seguir encasillándolas en la misma generación. O la dejas como está o la renombras como una consola de nueva generación.

Remasterizaciones

Las remasterizaciones han ayudado a los nuevos jugadores a jugar a los clásicos en buena calidad visual y sonora. Pero de verdad era necesario? Tan importante es centrar a las compañías de videojuegos en rehacer (aunque sea en buena calidad) los mismos juegos que hicieron hace 5 o 10 años atrás en vez de publicar juegos nuevos?

Así ralentizas la creación de nuevos juegos en el caso de las grandes empresas y lo paralizas en el caso de medianas y pequeñas empresas.

La solución que más o menos solventa esto es la retrocompatibilidad que tanto Microsoft como Sony ha proporcionado a sus usuarios. Pero llegó tarde.

De todas formas, así acostumbras al público a fijarse mejor en los gráficos que en la jugabilidad y generas un problema que a priori no tendría que existir.

Las suscripciones

Como puedes obligar a que tus usuarios sigan estando contigo? Prívalos de algo tan básico como el juego en línea y proporciónaselo a un coste. Luego lo decoras un poco al decir que les regalas juegos mensualmente y ya los tienes, comiendo de tu mano.

Lo bueno es que al menos los precios son competentes, pero sigue siendo incomprensible que tener que pagar suscripciones como el Gold, el Plus o el NS Online sea más una necesidad que un complemento. Sobretodo cuando el lema de Playstation 4 es “Para vosotros, jugadores” y piensan antes en la compañía que en los jugadores.

Pese a que esto apenas es nada negativo, también son suscripciones, y son mínimamente remarcables. Las suscripciones de Playstation Now y Xbox Game Pass sí son complementarias y te presentan un estilo Netflix de sus juegos dónde pagando una suscripción mensual (o trimestral o anual) tienes acceso a un catálogo extenso de juegos. 

De los tres aspectos mencionados, es quizá el último el que tiene menos probabilidad de que desaparezca de cara a futuras generaciones, ya que es el que más favorece a las compañías de las consolas. Pero quizá hacerlo más viable haría que fuese más rentable unirse a tales suscripciones.

Sin duda, estos son los aspectos más negativos de esta generación. En otro post más adelante os hablaré de los aspectos positivos que nos ha dejado esta generación (que los hay, tranquilos). 

Autor entrada: Enrique Berlanga

Enrique Berlanga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *